La concentración de microplásticos que flotan en el mar arrastrados por el giro del Atlántico alcanza el millón de fragmentos por kilómetro cuadrado en algunos puntos de Canarias, hasta el punto de que su masa, frente a la playa de Las Canteras, dobla a la de zooplancton.

La llegada de tanta basura a la orilla de Las Canteras se debe, principalmente, a que las brisas de componente Oeste la arrastra desde la zona de El Rincón y de la costa norte de la isla.

Los microplásticos son pequeñas piezas que contaminan el medioambiente y representan un grave peligro para la fauna marina. Es un fenómeno global del que las aguas de La Cícer no escapan. Y es que, según varios bañistas, suelen aparecer casi a diario y aunque el Ayuntamiento capitalino realice la limpieza de la playa cada día, las piezas de estos agentes no son eliminadas en su totalidad, ya que el mar las sigue arrastrando a la arena.

La revista "Marine Pollution Bulletin" ha publicado un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y las Islas Azores y el Centro Smithsonian de Ciencias Ambientales de Estados Unidos sobre la presencia de microplásticos en la superficie del mar en los archipiélagos de la Maraconesia.