Los isleteros tienen a su Virgen del Carmen más cerca después de la que la imagen haya sido bajada de su camarín en el templo. En 2020 la ceremonia no se celebró por la pandemia.