Los desperfectos dejan la calle inundada y se cierra el paso al tráfico hasta que se corte la derrama