Unos desconocidos robaron la semana pasada unos 50 metros de carretera recién asfaltada en los accesos a la playa de Mogro, en Miengo (Cantabria). El tramo sustraído, un pequeño vial con una superficie de unos 150 metros cuadrados, es una servidumbre de acceso a la playa, así como a varias fincas.