El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, intentará este miércoles dar un impulso al PP, con menos actividad desde que a finales de enero salió a la luz la presunta contabilidad B de la formación, recordando que la prioridad del Ejecutivo y del partido son las reformas para salir cuanto antes la crisis.