El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, condena la protesta de Greenpeace en el Congreso al considerarla una vulneración del recinto parlamentario y defiende que los asaltantes sean acusados de un ‘delito contra las instituciones del Estado’. Los miembros de la organización medioambiental se encuentran detenidos y en unas horas pasarán a disposición de la Audiencia Nacional.