Esta mañana ha aterrizado en Oslo una cooperante noruega de Médicos Sin Fronteras que se infectó con el virus en Sierra Leona. La mujer ha sido trasladada a un hospital de la capital noruega, donde está ingresada en régimen de aislamiento. Las autoridades del país aseguran que se han tomado todas las medidas para evitar cualquier tipo de contagio.