Esta tarde ha tenido lugar en el Palacio de Pedralbes, en Barcelona, una nueva reunión de los partidos proconsulta en la semana decisiva. Las fuerzas soberanistas buscan una solución. Querían que fuera un encuentro discreto pero las cámaras les han descubierto. Los dirigentes entran y salen. Aquí ven a la vicepresidenta de la Generalitat. Aquí, al líder de Iniciativa. El Gobierno de Artur Mas no descarta cambiar la fecha de la votación, quizá para cuando el Constitucional ya haya dictado sentencia. Pero Esquerra Republicana se cierra en banda. "Mantenemos de manera firme que la consulta es posible a día de hoy", dice Anna Simó. Las CUP les apoyan.