La crisis migratoria se ha colado en las previsiones económicas de otoño de la Comisión Europea. Bruselas espera que este año cierre con la llegada de un millón de inmigrantes, en su mayoría refugiados. Este ritmo ascenderá a 1,5 millones en 2016 para reducirse en medio millón en 2017. En total hasta ese año, tres millones de personas atravesarán las fronteras europeas. Según Frontex, más de 710.000 personas han llegado a la UE en los tres primeros trimestres del año, cuando el total de 2014 fue de sólo 282.000. De ellos, 350.000 en Grecia, 204.000 a Hungría y 129.000 a Italia. Desde el inicio de 2014, 1,2 millones de personas han pedido asilo en la Unión Europea.