En el pentdrive de Fernando Blanco, del padre de Nadia, hay fotografías de la niña que los Mossos han calificado como de “carácter sexual”. Esta memoria USB fue encontrada en casa de los padres de la menor e intervenida. Al analizar su contenido, los agentes han encontrado estos archivos y ya han enviado esta información al juez que instruye el caso, que será quien decida si constituyen un nuevo delito. Es un giro muy preocupante del caso Nadia. Su padre lleva en prisión un mes.