La Junta de Seguridad Local ha acordado reforzar la presencia policial en puntos estratégicos de la ciudad y se anuncia la instalación de bolardos y obstáculos móviles para evitar atropellos masivos.