El Ayuntamiento vuelve a endurecer sus restricciones al tráfico. Está a punto de aprobar un nuevo protocolo que, por primera vez en España, va a afectar también a las motos.