Nadia Otmani, que lleva 20 años en silla de ruedas por los disparos de su cuñado cuando protegía a su hermana, le ha recriminado su falta de empatía con las mujeres y con los inmigrantes. "No se hace política con eso. ¡Qué ya nos está costando mucho!"