Con luz y aire del mediterráneo, Andrés Sardá ha puesto en escena su nueva colección para la primavera-verano 2012. Él ha sido uno de los primeros en desfilar en la nueva edición de la pasarela Cibeles Madrid Fashion Week que ha arrancado hoy viernes. Esta firma catalana no ha despreciado ninguno de los colores y ha combinado estampados florales o de rayas junto a propuestas monocromas. Las modelos han aparecido como diosas egipcias con espectaculares creaciones en oro y plata.