El oleaje derriba parte de la fachada de unos apartamentos turísticos.