El animal sufría parada cardiorrespiratoria al intoxicarse por el humo del incendio de una vivienda. Aunque finalmente pareció superar la situación, finalmente el animal no pudo sobrevivir a la noche.