Los troyanos aceptaron un inmenso caballo de madera, creyendo que era un regalo de sus enemigos a modo de rendición. Pero dentro viajaban miles de griegos que acabaron con la ciudad. Así actúan los exosomas, unas moléculas que mandan los tumores para "invadir" otros órganos. El investigador del CNIO Héctor Peinado las define como “la avanzadilla, los mensajeros del tumor”. Y esa avanzadilla prepara al órgano para que "acoja" a las células tumorales. Así es como se expande la metástasis. “Es como una emigración”, cuenta Peinado. Un equipo de 50 científicos de 7 países ha descubierto la composición y comportamiento de ese material invasor. Un descubrimiento que puede ayudar a frenar la metástasis. En ratones, ya han conseguido frenarla en un 70%. El estudio se ha publicado esta semana en la revista Nature.