¿Imaginas muchas personas viendo un video comprometido de alguien? ¿Cómo te sentirías si los que ven ese contenido son amistades o familiares? Recibir o tener una imagen íntima de alguien no te da derecho a mostrarla o publicarla.