El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha afirmado este miércoles que su Ejecutivo arbitrará mecanismos de "dureza" para Semana Santa con el fin de contener la propagación del coronavirus, si bien "no" prevé que se produzca un cierre perimetral.

Torres ha admitido que "preocupa mucho" la Semana Santa después de que en todas las fiestas anteriores se ha producido un "repunte de contagios", de ahí que ha manifestado que el Gobierno de Canarias "arbitrará mecanismo de dureza", ya que "no" quiere que termine "con repunte porque entonces se pone en riesgo la apertura del mercado turístico".

Sin embargo, durante una entrevista a Cope Canarias, ha matizado que "otra cosa es el cierre perimetral" y ha añadido que en Canarias, en principio, "no se dan los números" para ello.

De todos modos, Torres ha señalado que va a haber "siempre un número de contagios" pero hay que "reducirlo o mantenerlo".