La Consejería de Sanidad decidió ayer aumentar hasta el nivel 3 el semáforo en Tenerife por tercera vez este año. Esta medida, que entrará en vigor el próximo sábadosupone clausurar el interior de la hostelería en todo Tenerife para evitar el avance del virus. El Gobierno ha decidido situar a la isla debido al alto nivel de incidencia de casos de coronavirus en los menores de 45 años, del nivel de positividad de la isla (7%) y del incremento de incidencia en mayores de 65, pese al avance de la vacunación.

El ascenso de nivel tiene implícito también la rebaja del máximo de personas que pueden permanecer en grupos de convivencia, que desciende a 4 personas, la reducción de aforos interiores en la mayoría de actividades (un máximo del 33%), el cierre de la hostelería a las 23:00 horas, la suspensión de competiciones deportivas federadas de ámbito regional e insular y la reducción del aforo al 33% en velatorios y entierrosEn esta ocasión, y dado el fin del estado de alarma, no se podrá imponer ni toque de queda ni cierre perimetral, por lo que no habrá controles de salida y entrada en la isla. Tampoco se restringirán las visitas a centros de mayores.