A pesar del año y medio en el que el planeta ha convivido con la Covid-19 y ha quedado reflejado la gravedad del virus, aún hay gente que no facilita la labor al personal sanitario que luchan sin descanso contra la propagación del SARS-CoV2.

En una entrevista en COPE Gran Canaria, el coordinador del equipo de rastreo del Servicio Canario de Salud, Miguel Ángel Díaz Barreiros, ha explicado el trabajo que los rastreadores realizan para identificar todos los contactos de una persona que ha dado positivo por covid.

"Nosotros llamamos al positivo para preguntar con qué gente se ha reunido y pueden estar en riesgo de ser contagiados. Esa persona no quiere meter en problemas a amigos o familiares o incluso gente de su alrededor les dice que no les identifique", relata al explicar varias de las dificultades que se encuentran en su trabajo, como por ejemplo la gente que no quiere ser identificada como contacto estrecho.

Hay personas que siendo conscientes de que padecen síntomas, no llaman a nadie y se reúnen con otras personas, según cuenta Barreiros. "Otros no quieren hacerse la prueba por temor a estar diez días aislados". De algunos casos se enteran indirectamente e incluso reconoce que "hemos tenido que enviar a los agentes de la policía para que alguna persona se hiciera los test", añade.

Escuche la entrevista completa en COPE Canarias.

Canarias ha superado este viernes por primera vez en la pandemia el millar de contagios en un solo día, 1.023, en una jornada en la que se registran dos nuevas muertes por la covid-19, entre ellas la de un niño de cinco años, y en la que por tercer día consecutivo se bate el récord de infecciones en 24 horas.

El niño, que ha fallecido en Tenerife, "sufrió un ahogamiento accidental y un empeoramiento respiratorio por infección SARS-CoV2", de acuerdo con la Consejería de Sanidad; la otra persona fallecida, también en Tenerife, es una mujer de 90 años que padecía patologías previas.

Hay quince personas más hospitalizadas en planta que el jueves, 357 frente a 342, y los pacientes en las unidades de cuidados intensivos son sesenta, los mismos que la víspera.

La incidencia acumulada de casos en los últimos catorce días se sitúa en 413,2 y en los últimos siete días en 232,82.

Los contagios han sido más numerosos en Tenerife, con 529, seguida de Gran Canaria con 391, Fuerteventura con 38, Lanzarote con 21, La Palma con 20, La Gomera con 19 y El Hierro 5.

Las infecciones acumuladas desde el comienzo de la pandemia en Canarias son 73.367, las muertes 806, las altas médicas 62.168 y los casos activos 10.393, la primera vez que se superan los 10.000 enfermos simultáneos.

En Tenerife hay 6.204 casos activos, en Gran Canaria 3.344, en Fuerteventura 419, en Lanzarote 177, en La Palma 167, en La Gomera 68 y en El Hierro 14.

Sanidad ha realizado 1.767.104 pruebas diagnósticas, de ellas 9.498 el jueves.