A la espera de que finalice de una vez la erupción volcánica en La Palma, las quejas por la lentitud en la llegada de las ayudas a los afectados van en aumento. Para intentar agilizar la entrega de estas ayudas a quien ha perdido todo o casi todo, el ministro de Presidencia se ha desplazado hasta La Palma. Félix Bolaños ha dicho que la previsión es haber movilizado 240 millones de euros antes de final de año.