El dron del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) sigue ofreciéndonos imágenes sorprendentes del volcán. Grandes columnas de gases, bombas volcánicas rodando por la ladera o profundas depresiones siguen impactando muchas semanas después del incio de la erupción.