Su peso, su altura, las convierte en vehículos potencialmente más inestables. Sobre todo cuando van cargados.