El barco en el que viajan dos toneladas y media de droga arribará la próxima semana.