La Policía interceptó 2.500 kilos de cocaína procedentes de Colombia.