El joven detenido por uno de los dos homicidios que se produjeron en la noche del lunes en una vivienda de la calle Pérez del Toro de Las Palmas de Gran Canaria ha vuelto este jueves al inmueble de su abuela para reconstruir los hechos.

El detenido, que ha declarado ante el juez durante esta mañana, ha sido trasladado posteriormente a la vivienda donde se produjo el doble homicidio en la que ha estado unos 30 minutos indicando a los agentes cómo se sucedieron los hechos.

Posteriormente, ha bajado y ha sido introducido en un vehículo que lo ha trasladado hasta las dependencias judiciales donde el juez, que tiene el caso bajo secreto de sumario, determinará la situación en la que queda el ahora arrestado.

Los hechos se produjeron en la noche del lunes en una vivienda de la calle Pérez del Toro, en el barrio de Arenales de Las Palmas de Gran Canaria, donde la Policía Nacional detuvo al joven, de 19 años, como presunto autor de un delito de homicidio después de que varias llamadas a los servicios de emergencia alertaran de una riña en un domicilio de la citada calle.

En el lugar se personaron varios indicativos policiales que localizaron dos cuerpos sin vida en el interior del inmueble, donde se encontraba el joven que manifestó a los agentes que su tío había acabado con la vida de su abuela y él fue finalmente detenido como presunto autor del segundo de los homicidios, el de su tío.