Este domingo, un hombre fue sorprendido en la playa de Aguadulce, en el municipio grancanario de Telde, despiezando un angelote, a pesar de que estos animales están protegidos al tratarse de una especie en peligro de extinción

El angelote, cuya denominación científica es Squatina squatina, es una especie que actualmente está en peligro crítico de extinción a nivel mundial y que recientemente ha sido incluida en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Las aguas canarias son consideradas como uno de los últimos bastiones del planeta para su supervivencia, ya que esta especie marina utiliza las bahías resguardadas de las islas como zonas críticas para su reproducción y cría.

La Organización para la Conservación del Medioambiente Promemar quien ha denunciado en redes sociales estos hechos, explicando que ocurrieron ayer en un aparcamiento de la localidad de Tufia, donde varias personas “encontramos a un individuo despiezando y limpiando un angelote”.

Desde la ong apuntan que al recriminar al hombre sus actos, este procedió a “increparnos con actitud violenta procediendo a guardar apresuradamente su fusil de submarinismo y abandonar el parking”.

Los testigos denunciaron los hechos a la Policía Local de Telde y también al Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil que se encargaron de las diligencias correspondientes y realizaron las gestiones oportunas con los datos recabados.

El hombre, que cometió una infracción, está identificado gracias a los vídeos grabados por las distintas personas que presenciaron los hechos.