La Intervención de Armas y Explosivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas ha destruido este mes septiembre más de 4.000 armas, en su mayoría escopetas, que se encontraban depositadas en las Intervenciones de Armas y Explosivos de la provincia de Las Palmas. Las armas fueron trasladadas hasta una empresa siderúrgica, donde a través del proceso de fundición, quedaron reducidas a chatarra.