La Guardia Civil, en colaboración con diversos países y en coordinación con Europol, ha desarticulado totalmente y ha dejado inoperativo el "supercártel" de los Balcanes, responsable del 50 por ciento de la cocaína que llega a Europa, al haber desmantelado sus principales sucursales.

De la operación Adriática, así llamada en España y que ha durado más de cuatro años, han dado cuenta este jueves los responsables de la lucha contra el narcotráfico de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y de países como Serbia, Italia, Croacia, Dubai, Alemania, Bélgica y Turquía.