Unos bañistas dieron la alerta sobre las 17.30 horas al ver, presuntamente, un escualo de unos dos metros.