Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al área de investigación del Puesto Principal de Granadilla de Abona han incautado más de 900 plantas de marihuana en un invernadero situado en el municipio de Arico. Esta operación ha llevado a la investigación de dos personas de 35 y 32 años, vecinos del municipio de Arona, como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

El pasado miércoles, 19 de junio, los agentes incautaron un total de 903 plantas de marihuana que estaban a punto de ser cortadas, al encontrarse en la fase final de su proceso de cultivo. Además de las plantas, se confiscaron diversos utensilios utilizados en el cultivo y procesamiento de la marihuana, como una máquina polinizadora, mallas de secado, básculas de precisión y productos fertilizantes. También se encontraron varias plantas en proceso de secado con un peso aproximado de 20 kilos de cogollos de marihuana.