Este lunes se ha ampliado al norte de Tenerife la búsqueda de Jay Slater, el joven británico desaparecido hace una semana. Lo último que se supo de él es que se iba a una casa con dos desconocidos después de una noche de fiesta. Llamó a una amiga para decirle que estaba perdido y desorientado. Mientras sigue su búsqueda, la prensa británica ha desvelado el futuro oscuro del joven. Pero el pasado de Jay hace saltar la alarmas. Según medios británicos, tiene antecedentes penales por dar una brutal paliza a otro joven cuando tenían 16 años.

Jay fue visto por última vez la mañana del 17 de junio tras asistir a una rave en el Papagayo Beach Club, en Playa de las Américas. Regresó a un Airbnb cerca del pueblo de Masca con dos hombres que conoció durante sus vacaciones y luego llamó a su amiga Lucy Law a las 8:50 horas, mencionando que estaba cansado, sediento y desorientado, con solo un 1% de batería en su teléfono.