El barrio de San Antonio, en el municipio de Telde, Gran Canaria, se ha visto envuelto, como toda Canarias en la intensa calima este domingo 23 de febrero que ha obligado a cerrar el espacio aéreo de Canarias.