Los equipos de emergencias se tuvieron que emplear a fondo este fin de semana en los incendios que tuvieron lugar en el entorno de Tasarte y Bentayga. Muchas personas tuvieron tiempo de huir de las llamas con sus mascotas, en la cumbre muchos ganaderos tuvieron que dejar atrás a las cabras y las ovejas que fueron liberados por la Guardia Civil, bomberos y otros servicios de emergencias, y las prisas de algunos vecinos de las zonas afectadas hizo que muchas mascotas se quedaran atrás. Por suerte -en el vídeo adjuntado a esta información- un perro acudió con alegría al reencuentro de su dueña en Tasarte tras estos dos días de pesadilla.