El ciclista irlandés Philip Deignan, del Sky, aseguró que el español Joaquim Rodríguez, del Katusha, le dio "un puñetazo" y le partió "el labio" en la etapa del domingo de la Vuelta Ciclista a España, aunque el de Paret del Vallés se habría disculpado antes de la salida de la jornada de ayer lunes.

Deignan escribió en la web 'independent.ie' que todo sucedió cuando, "llegando a la cima de la penúltima subida del domingo", llevó a Chris Froome Chris Froomehacia los puestos delanteros y que cuando se lanzaron "bajo la lluvia a unos 50 km/h",

'Purito' se "ofendió" por su presencia y le "empujó un poco". "Así que defendí mi terreno y le devolví el empujón", añadió.

"De repente, se dio la vuelta y me dio un puñetazo en mi cara, partiéndome mi labio y me dejó tan asombrado como enfurecido. Afortunadamente, el deseo de noquear al pequeño escalador español se sofocó y tuve el control para darme cuenta que golpearle en esas condiciones tan traicioneras únicamente empeoraría la situación y pondría en peligro a los corredores de alrededor", aseguró.

Además, Deignan, que indicó que la acción del catalán fue "recibida con un coro de gritos del resto del pelotón", aseguró que "advirtió" al corredor del Katusha que trataría el tema cuando se bajase de la bicicleta. "Tras la etapa, estaba tan furioso que todo lo que quería hacer era encontrarle y mostrarle lo que me enseñaron hace un par de años entrenando Letterkenny Boxing Club, pero comencé a darme cuenta que no valía la pena ponerme a su nivel", relató.

"Aunque me habría encantado cruzarme con él en el hotel la pasada noche, sabía que nada bueno podría salir de eso, tanto para mí como para el equipo, así que cuando su director deportivo le llevó al autobús del equipo antes del inicio de la etapa del lunes y le hizo disculparse, me tragué mi orgullo y simplemente lo dejé pasar", sentenció el irlandés.

Por su parte, desde el departamento de prensa del Katusha quitaron hierro al incidente. "Fue más un gesto de decir '¿qué haces?'. No significó que le tocase", señalaron en un correo electrónico a la agencia 'Reuters'.

Rodríguez reconoció estar "sorprendido" por las declaraciones del irlandés Philip Deignan (Sky), que relató que el catalán le dio un puñetazo en la etapa del domingo de la Vuelta a España, y aseguró que "un lance de carrera" que consideraba ya "solucionado", al tiempo que, de cara a sus opciones en la ronda, se centrará "en intentar ganar una etapa".

"Me he sorprendido al leer la noticia esta mañana, después de dos días y después de la pelea que sucedió ayer en carrera. Son lances de carrera, no sólo el mío si no otros que no se ven ni explican. Nos disculpamos y creía yo que estaba solucionado", aseguró 'Purito' en rueda de prensa durante el segundo día de descanso de la ronda.

De cara a sus opciones en la carrera, el de Paret del Vallés indicó que "lo más importante a partir de ahora es intentar ganar una etapa". "El máximo favorito es Alberto, pero no nos olvidemos de la capacidad de Chris Foome, que nunca se rinde y es un 'diesel' que va a más", añadió al respecto.

Con respecto a la última subida en la Farrapona, 'Purito' fue crítico con Alejandro Valverde. "No me hizo ninguna gracia que me demarrase, pero cada uno corre como puede o le mandan y así ha estado cerca de ser podio en el Tour", comentó.

"El tiempo perdido ha sido lo más importante por un tira tú, tiro yo, pero después mientras nos aseábamos zanjamos el asunto. Es más, cuando nos trasladaban en helicóptero, a Valverde no le hacía gracia tanto arroz y le di la mitad de mi bocata", sentenció con una sonrisa.

Valverde ha afirmado hoy que es "difícil pero no imposible" que gane la Vuelta 2014 y que aspira a conseguir un triunfo de etapa en la última semana.

Valverde piensa que "es difícil" subirse a lo más alto del podio en Santiago de Compostela porque "Alberto está muy fuerte", aunque "imposible no es" ahora que llegan "etapas bonitas" que no tienen "la dureza" de las tres anteriores.

"Hay que intentar ganar alguna etapa y si lo consigues vas recortando segundos. Nunca se sabe. Hasta que llegas al último día no hay nada dicho", ha afirmado ante los medios de comunicación.

Lo que será más complicado es derrotar a Froome, que está "más cerca" y, salvo en Ancares, cree que el resto de días le vienen "muy bien para recortarle tiempo".

Hasta ahora ha hecho todo lo que ha podido, en especial en la etapa con final en Los Lagos de Covadonga, cuando pudo sacar el tiempo de bonificación y no hubiera sacado más ventaja dando relevos, aunque el día de La Camperona se precipitó y lo acabó "pagando".

Ha sostenido, igual que hizo Joaquim "Purito" Rodríguez, que es complicado que se produzca una situación como la que dio la victoria final en La Vuelta a Contador hace dos años en Fuente Dé.