Reforma de la estiba

El Gobierno rechaza el principio de acuerdo de estibadores y patronal

El Ejecutivo no admite la subrogación por ley y el monto de las ayudas públicas solicitadas

30.03.2017 | 06:37
El coordinador general de la CETM, Antolín Goya.

Los sindicatos de estibadores y la patronal Anesco alcanzaron este miércoles un principio de acuerdo sobre los aspectos laborales de la reforma del sector de la estiba que el Gobierno promueve para cumplir con la normativa europea y evitar una multa, si bien el pacto no ha sido aceptado por el Ejecutivo.

La subrogación de los trabajadores del gremio y su reivindicación de que se recoja en una ley u otro instrumento normativo continúa como principal escollo para el acuerdo, según se desprende de lo indicado por las distintas partes al término de la reunión mantenida este miércoles.

No obstante, el mediador de la negociación, el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, ha convenido en presentar a las 19.00 horas de este jueves una propuesta de mediación con el fin de facilitar un eventual acuerdo.

Por el momento, al término de la reunión de este miércoles, el rechazo del Gobierno al pacto entre empresas y trabajadores se centra fundamentalmente en el punto del acuerdo que establece que "la garantía de empleo de los actuales trabajadores que presten servicios en la estiba deberá realizarse mediante una disposición normativa con rango de ley".

El Ejecutivo también rechaza otro de los aspectos de los acuerdos por el que las empresas piden ayudas públicas para compensar los mayores costes laborales que supondrá la subrogación de los estibadores en comparación a eventuales nuevas contrataciones.

"Se trata de dos medidas contrarias a la normativa europea que pretendemos cumplir con la reforma, al sistema legal de relaciones laborales y al sentido común", aseguró el secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, representante del Ejecutivo en la reunión, para explicar su rechazo.

En este sentido, el 'número dos' de Fomento insistió en que el Ejecutivo lo único que puede hacer es "sobre la base de una acuerdo laboral, favorecer la elaboración de una norma que regule las condiciones de subrogación acordadas libremente".

"Lo que no se puede admitir es que una ley imponga a una empresa contratar los trabajadores", reiteró Gómez-Pomar, dado que eso es contrario a la norma de libertad de empresa en la UE que se pretende cumplir con la reforma del sector.

Asimismo, rechazó que con cargo al erario público y a los impuestos de los españoles se compense a una empresa por soportar unos mayores costes laborales.

Bajada de sueldo de hasta un 10%


Por su parte, tanto los sindicatos del gremio como la patronal Anesco expresaron su "sorpresa" ante el hecho de que el Gobierno haya rechazado un acuerdo sectorial, en contra de lo que venían manteniendo hasta ahora.

La organización empresarial "lamentó" que no se pudiera alcanzar un acuerdo tripartito, si bien confía en que "la situación se pueda reconducir", según su director gerente, Pedro García.

En su opinión, el acuerdo "recoge cuestiones positivas para el sector tanto en relación con medidas organizativas y productivas, como respecto a las garantías de continuidad en el empleo de los actuales trabajadores".

De su lado, Antolín Goya, dirigente de Coordinadora de Trabajadores del Mar, principal sindicatos de estibadores, se preguntó qué más tienen que hacer los agentes del sector "para demostrar al Gobierno que la reforma de la estiba puede cumplir con lo que manda Europa de otra forma".

Según explicó, el principio de acuerdo es fruto del "un gran esfuerzo" que las partes han realizado por acercar las posturas que quedaron enfrentadas en el último encuentro. Así, asegura que han aceptado una mayor rebaja salarial, de hasta el 10% frente al 6% propuesto inicialmente, que haya un ajuste por prejubilaciones e incluso dejar de pedir que el mantenimiento del empleo se articule en el Decreto de reforma del sector, sino en un "instrumento legal".

"Pero el Gobierno dice que tampoco sirve", lamentó Antolín Goya, que mantiene que la subrogación debe recogerse en "cualquier fórmula, pero que tenga rango de ley, para que no se cuestione".

Turno del mediador


El turno es ahora para el mediador de las negociaciones, el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, quien ha quedado en presentar este jueves un acuerdo de mediación con el fin de reconducir la situación y analizar la posibilidad de llegar a una solución.

De su lado, los sindicatos (Coordinadora, CC.OO., UGT, CIG y USO) manifestaron su intención de transmitir su principio de acuerdo con la patronal a los grupos políticos "en la confianza de que transmitan sensatez a Fomento".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Economía

Ángel Ron y Emilio Saracho.
La Fiscalía Anticorrupción pide investigar a los expresidentes del Popular

La Fiscalía Anticorrupción pide investigar a los expresidentes del Popular

SolicitA al juez Andreu que admita a trámite las querellas contra los expresidentes Ron y Saracho

El Gobierno refuerza los juzgados de la cláusula suelo por el colapso

El Gobierno de Canarias dio ayer el visto bueno al incremento de plantilla para los dos juzgados...

Los canarios, los que menos gastan en las rebajas de verano

Los canarios son los españoles que menos gastaron en las rebajas de verano con una media de...

Entra en vigor el tratado comercial con Canadá

La UE quiere afianzar el modelo creado con el acuerdo de libre comercio con Canadá (CETA),...

Hacienda redondea su oferta salarial al 8% en 3 años para los funcionarios

Los sindicatos siguen viendo "insuficiente" la subida propuesta para los empleados públicos

El turismo ya emplea a cuatro de cada diez trabajadores en Canarias

El turismo ya emplea a cuatro de cada diez trabajadores en Canarias

El sector en las Islas cuenta con 312.466 personas de forma directa e indirecta. El crecimiento de...

laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine