El último sello de Emperatriz

Una vecina de La Garita se jubila tras 40 años en varios departamentos del área de Sanidad

25.02.2014 | 21:38
Emperatriz Guerra, ayer, en un parque infantil de la capital. | sabrina ceballos
Emperatriz Guerra, ayer, en un parque infantil de la capital. | sabrina ceballos

En Sanidad es noticia estos días la amplia relación de médicos obligados a una jubilación casi forzada por su edad. Pero en este amplio departamento también hay otros profesionales que reciben su último adiós en el trabajo con alegría y de buen grado. Es el caso de Emperatriz Guerra, una auxiliar administrativo que ha pasado 40 de sus 60 años entre papeles, archivos y documentos de tan camaleónica área. Por las manos de esta vecina de La Garita ha pasado la 'vida laboral' de cientos de doctores. Ahora, deja el registro de la Dirección General de Salud Pública. Y, con ello, mucho trabajo a sus espaldas.

El primer día que llegó a la que se convertiría en su segunda casa le pidieron que ordenase una montaña de papeles y la archivase. En torno a ese trabajo, el del orden y la organización, ha orbitado su extensa vida laboral. Con cuatro décadas a sus espaldas, Emperatriz Guerra cuelga por fin el matasellos y se dispone a vivir una nueva experiencia alejada de la burocracia. "Me llegó mi hora", sostiene con un envidiable sentido del humor.


Esta vecina de La Garita certificará el próximo 12 de marzo su jubilación oficial. Atrás deja 40 años de servicio a la ciudadanía, con un carrusel de nombres y distintas denominaciones, bajo competencias en manos de unas u otras administraciones. Pero, al fin y al cabo, con el área de Sanidad de fondo. Primero, el Ministerio de Gobernación, luego; el de Sanidad; y, más adelante, la Consejería de Sanidad del Gobierno canario. Su último puesto ha sido el Registro General de la Dirección General de Salud Pública, donde ha dejado su impronta y estas últimas semanas se ha visto enseñando a su sustituta las claves y secretos del oficio.


Porque 40 años dan para mucho. Sobre todo, dan para conocer a una extensiva relación de jefes y a verse en todo tipo de situaciones. Emperatriz, que primero estudió Turismo y en 1975 acabaría opositando al cuerpo general auxiliar de la Administración del Estado, se fajó con papel de calcar, con máquinas de escribir Olivetti y con miles de papeles que debían llevar estampada una firma. Hoy a todo ese ajetreo le ha sustituido la informática -"con la que soy una negada", reconoce- y hasta la firma electrónica, toda una desconocida para ella.


Lea la noticia completa en la edición impresa de La Provincia, en el PDF del periódico o en Orbyt

Gran Canaria

Arranca el festival internacional de teatro de Agüimes

Las obras 'Tuberías' y 'Cambuyón' abren el amplio programa de esta edición 30

Las películas toman Gáldar

Más de 300 escolares disfrutan de los cortometrajes de animación

Brodas Bros y Brincadeira llegan a Teror con ´Vibra´

Brodas Bros y Brincadeira llegan a Teror con ´Vibra´

Ofrecerán en el Auditorio de Teror la única función del espectáculo en Canarias, el viernes 27 de...

Teror acoge la tradicional Romería del Rocío

Teror acoge la tradicional Romería del Rocío

La comitiva partirá desde de San Matías con el ´Sin Pecado´a las 11:30 horas hasta la Basílica del...

Déjate guiar por la reserva

Déjate guiar por la reserva

El Cabildo edita la primera guía ecoturística de la Biosfera de Gran Canaria

"Ha sido difícil elegir el cortometraje ganador, había 30 de muy buen nivel"

"Ha sido difícil elegir el cortometraje ganador, había 30 de muy buen nivel"

"Espero poder conocer pueblos y localidades de la isla antes de marcharme el domingo", señala la...

Enlaces recomendados: Premios Cine