ÚLTIMA HORA
Retenciones en la GC-1, dirección sur

Música para un país que espera

02.01.2017 | 01:41

A Nanino Díaz Cutillas le gustaba la música que hacían aquellos jóvenes palmeros que trajeron hasta un garito de la zona de Las Canteras sus propias versiones de canciones de Frank Zappa, Rolling Stones o Bob Dylan. Televisión Española en Canarias emitía el programa Tenderete, todavía el dictador estaba vivito y coleando.

Aquella música parecía inofensiva para el régimen, por eso el bueno de Nanino se acercó a Luis Morera al final de la actuación para invitar a aquellos jipis peludos a su programa en la Plazoleta de Milton. Cutillas solo puso un pero: "Se tienen que cortar esos pelos, porque en TVE no me van a dejar sacarlos con esas pintas".

Luis Morera, Miguel Pérez y Manolo Pérez aceptaron la propuesta y, previo paso por la barbería, fueron a uno de los 10 programas que se emitieron en la segunda etapa de Tenderete, justo antes de que "la autoridad competente" decidiese clausurar el espacio televisivo porque fomentaba demasiado la identidad canaria y eso daba alas a los malvados independentistas.

Gracias a su aparición en TVE alguien invitó a los jóvenes palmeros (se llamaban La Contra) a actuar en bares de Ibiza. Después fueron a Barcelona y allí Tito Cava los invitó a su casa y les pidió que cantasen algo de su tierra. Luis Morera se atrevió con una folía y Tito les preguntó qué hacían cantando en inglés o música sudamericana, si tenían talento para cantar la bella música canaria. Tito hizo de productor del primer y único disco de La Contra De Canarias somos que editó el sello Zartos.

La voz de Tito aparece recitando La última folía. De Barcelona fueron a Madrid, y en la capital española Luis Morera sintonizó la emisora La Voz de Canarias Libre. Antonio Cubillo hablaba desde Argelia de la identidad canaria, de un pueblo al que trataban como colonia, al que no respetaban su cultura.

Nos contó Luis Morera en una entrevista para un libro editado por Tamaimos que esos mensajes de Cubillo y la compra de algunos discos de folclore los animaron a abandonar las versiones de Frank Zappa y Dylan, y a buscar nuevos sonidos que partieran de la música de raíz. En 1976 Taburiente publica su primer trabajo, Ach Güañac, producido por Teddy Bautista. Fue el mismo año en el que Oskorri sacó su primer disco en Euskadi con poemas de Gabriel Aresti, cuando en Galicia Milladoiro daba sus primeros pasos, y Lluis Llach era expulsado de Tenerife después de que Manuel Fraga prohibiese dos conciertos programados en el Teatro Guimerá y uno en La Laguna.

La música de Taburiente con el carismático Luis Morera pudo conquistar a un público con ganas de construir un país con identidad propia, entre el profesorado existía el movimiento a favor de una escuela canaria, la canción Ach Güañac que también dio nombre a su segundo disco se convirtió en un auténtico himno y casi cuatro décadas después podemos decir que sigue siendo más conocida que el himno oficial aprobado por el Parlamento canario, ese arroró con música de Teowaldo Power y letra de Benito Cabrera.

Taburiente es el grupo referente de la música folk en Canarias. El mundo ha cambiado mucho desde aquel encuentro entre Nanino y los jipis palmeros en un local de Las Palmas. Hasta el Bob Dylan al que cantaban Luis Morera, Miguel Pérez y Manolo Pérez ante los chonis en Las Palmas de Gran Canaria o en Ibiza ha llegado a Premio Nobel de Literatura. Las estrellas verdes de Ach Güañac están en la bandera que reconoce un partido que lleva más de dos décadas controlando las vidas, haciendas y la política cultural de Canarias.

Sin embargo, las viejas reivindicaciones de contenidos canarios en la escuela, de unas Islas para la paz, de unos medios de comunicación públicos que sirvan de difusión de la cultura canaria sin complejos, siguen pendientes.

Algunos alcaldes que entonces no querían que Taburiente actuara en las fiestas de sus pueblos porque "se me llena la plaza de banderas de 7 estrellas verdes", hoy colocan esa bandera en los actos de su partido. Sigue sonando el Ach Güañac: "Cuando amanece se despiertan, todas las aguas del Atlántico, entre sus senos hay un pueblo, que nació libre y hoy espera?" .

Pero a pesar de los cambios en el mundo y de los disfraces políticos, el país al que tanto han cantado Taburiente y Luis Morera sigue esperando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine