13 de noviembre de 2016

Apple y Cook en el punto de mira de Trump

UN ICONO //El gigante tecnológico ha estado continuamente en el disparadero del presidente electo

12.11.2016 | 21:50

En el mes de enero Donald Trump inició las hostilidades contra Apple, al afirmar en una conferencia en la universidad Liberty de Virginia que iba a obligar a la compañía de la manzana mordida a fabricar sus productos en el país. "Vamos a hacer que Apple empiece a construir sus malditos ordenadores y cosas en este país" afirmó Trump.

Pocas semanas después, en el mes de febrero, en plena polémica por la negativa de Apple a desbloquear el iPhone de uno de los terroristas de San Bernardino, el ahora presidente norteamericano pidió el boicot a la compañía si esta no cedía antes las presiones del FBI para desbloquear el teléfono. Sin pelos en la lengua y en pleno mitin, el entonces candidato republicano continuó su política de ataques. Lo más curioso es que poco después Trump volvió a hacer la petición de boicot, esta vez a través de Twitter. "Yo uso ambos, iPhone y Samsung. Si Apple no da información a las autoridades sobre los terroristas solo usaré Samsung hasta que lo hagan". El tuit lo escribió desde su iPhone...

La elegante respuesta de Tim Cook, consejero delegado de Apple, pocos días después en una entrevista en la revista Time sobre el iPhone de San Bernardino no hizo más que irritar a Trump. "No he hablado con él así que no sé lo que piensa".

Pero el desprecio de Trump por Tim Cook viene de lejos. En 2013 reconoció públicamente que echaba de menos a Steve Jobs, despreciando con aquella información la labor que estaba realizando Cook. Además, los envenenados mensajes entre ambos -pese a no citarse directamente- a cuenta de los derechos de los homosexuales -Tim Cook es un claro defensor de los derechos civiles- han supuesto más gasolina para un fuego que posiblemente se vaya apagando ahora que Trump ha llegado a la Casa Blanca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine