Se busca a Simba en Canarias: la llamada “desesperada” de una madre por encontrar el peluche favorito de su hija

Una familia británica pide ayuda para encontrar el juguete que su niña perdió en unas vacaciones en Lanzarote

"Hubiera preferido perder nuestros pasaportes o el dinero. Mi hija no para de llorar", asegura la progenitora

Una familia británica con tres hijos no olvidará sus recientes vacaciones en Canarias. Se llevan un buen recuerdo después de pasar “una semana maravillosa” en Costa Teguise, localidad turística situada al este de Lanzarote, según han confesado en un grupo de Facebook el pasado miércoles, 7 de junio. La historia se ha vuelto viral.

Sin embargo, no todo han sido buenos recuerdos en su vuelta a casa. Unos padres aseguran estar “absolutamente desesperados” porque al regresar al Reino Unido se dieron cuenta de que les faltaba uno de los objetos más preciados de una de sus hijas: su inseparable peluche de color amarillo Simba.

“¡Este peluche es tan importante para ella y estamos absolutamente desesperados por encontrarlo!” aseguran en un grupo de Facebook en el que han dado a conocer esta triste pérdida y solicitan colaboración para encontrarlo.

Peluche Simba desaparecido en Costa Teguise.

Peluche Simba desaparecido en Costa Teguise. / Rose Dunwell

Rose Dunwell, la madre de la pequeña da varias pistas de los lugares que visitaron en Costa Teguise por si alguien ve el juguete y lo puede recuperar para su hija ante el desespero que ha manifestado.

La familia se alojó en el complejo Blue Sea Costa Bastián, un establecimiento de cuatro estrellas con servicio de todo incluido en Costa Teguise. “Fuimos al centro cada noche, así como a la Playa del Jabillo. Visitamos algunos bares y restaurantes, Peskara, El Bocadito y The Snug”, detallan. Solicitan que si alguien lo ve lo mantenga “a salvo para que podamos traerlo a casa”.

Simba es el hijo de de Mufasa, el rey de las tierras de la sabana en la película El rey león y el exitoso musical del mismo nombre. El entrañable personaje empezó como un cachorro divertido y aventurero y terminó como un gobernante sabio y respetado por todos, según la historia.

"No para de llorar"

Lo que para algunos puede ser una tontería perder un peluche, sin embargo, para la niña británica se está convirtiendo en un auténtico drama. De ahí el empeño de la madre porque aparezca sano y salvo el entretenimiento favorito de su hija, que “no para de llorar”, revela su progenitora.

Ya hay quien se ha ofrecido a encontrar a Simba en Lanzarote. La usuaria de Facebook Barry Hathway comunica que en dos semanas llegará a Lanzarote de vacaciones y se ha ofrecido a buscar a Simba. “Si lo encontramos, lo devolveremos”, anuncia. En idéntico sentido se han pronunciado Irene Miller, Gabi Ball y Sarah Glover tras avanzar que también irán de vacaciones a Lanzarote.

Ante la pregunta de algunos usuarios sobre si han preguntado en el hotel en el que se hospedaron o en la lavandería, como sugiere Melanie Rose Tucker, Rose asegura que desde el alojamiento le han dicho que no lo han encontrado.

"Hubiera preferido perder nuestros pasaportes o el dinero"

Rose ya le ha trasladado a su hija que no pierden la esperanza de encontrar a Simba. “Honestamente, es la única cosa que no puede ser reemplazada. Hubiera preferido perder nuestros pasaportes o el dinero”, admite Rose.

Anna Wood revela que estuvo hace cuatro años en Lanzarote y que su hijo perdió un peluche oso y que todavía no ha aparecido, pero confía en que la ñiña de Rose tenga más suerte. “Cruzaré los dedos”.

Joy Collins, uno de los camareros de The Snug, uno de los bares que visitó la familia británica en Costa Teguise, asegura que recuerda haberlos servido, pero que no vio a Simba con ellos. Espera que lo encuentren.

Yvonne Corsar afirma que vive cerca del Blue Sea Costa Bastián y que en sus dos paseos diarios hacia el centro de Costa Teguise ha mirado por si lo encuentra, pero que aún no ha visto a Simba.

Steve Rosenthal sugiere una solución más práctica: comprar un nuevo peluche Simba y para ello, comparte el enlace de eBay donde se puede comprar otro juguete similar. También hay quien optaría por decirle a la hija de Rose que el peligro se ha ido de aventuras.