Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El espaldarazo de las subvenciones

La finca de la familia del empresario recibió ayudas del Gobierno canario y de la UE para su modernización

Mencionar el nombre de Sixto Delgado de la Coba entre el gremio de viticultores de Gran Canaria no era, en la tarde de ayer, sinómino de escuchar precisamente halagos. La mayoría de los bodegueros con los que este domingo contactó este periódico manifestaron, al igual que varios vecinos del Camino a la Caldera de Bandama, su falta de empatía y la existencia de un carácter "diferente" que incluso había derivado en encontronazos y rifirafes con varios de ellos.

Al margen de este tipo de consideraciones, lo que quedaba claro ante la fachada de la bodega Hoyos de Bandama es que esta empresa había recibido ayudas del Gobierno de Canarias y de los fondos Feader de la Unión Europea (UE) para proceder a la modernización y al remozamiento de sus instalaciones en unos años, los de 2011 y 2013, en los que ya se tenía constancia, al menos en los juzgados de Alcobendas, de la persunta existencia de un supuesto fraude fiscal superior a los 2,8 millones, que es la cantidad que Hacienda entiende que Delgado debería haber abonado por los 6,2 millones que el grancanario tenía en Suiza.

Ajeno a todo ello, el Ejecutivo autonómico le otorgó en 2013 a la bodega -cuya titularidad le atribuye El País al ingeniero- 28.798 euros en 2013 bajo el concepto de "subvenciones destinadas al aumento del valor añadido de los productos agrícolas". Dos años antes, en 2011, y bajo el mismo epígrafe, las administraciones le otorgaron 301.993 euros para modernizar su bodega. Una actuación presupuestada en 489.295 euros y que sirvió, según los técnicos consultados, para convertir el complejo en "el mejor de su tipo en toda la isla".

El conjunto de edificios que integran la bodega Hoyos de Bandama, en los que se combinan arquitectura tradicional canaria y un diseño más moderno, llama la atención por su envergadura, la existencia de un aula del vino y varias hectáreas de viñedo al otro lado de la carretera. Sólo en 2012, produjeron unos 30.000 kilos de uva, "a lo que añadieron otra cantidad similar de uva comprada en Gran Canaria y Tenerife", según la web gastronómica www.pellagofio.es.

Compartir el artículo

stats