20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Experto en Comunicación Política 2.0

Juan Aguilar: "El uso de las redes por parte de los partidos canarios es bastante deficiente"

"Todos los partidos se han volcado en las redes y el debate entre ellos también tiene un hueco", apunta el experto

El ponente Juan Aguilar.

El ponente Juan Aguilar. JUAN C. CASTRO

¿Qué valor tiene en la actualidad las redes sociales en la comunicación política?

Yo considero que abarca el 90% de la comunicación en la vida política. Ya no es una opción sino una herramienta obligatoria. Estamos viviendo un momento de boom y, aunque en campaña se recurre sobre todo a los medios tradicionales, estas herramientas ofrecen una base sólida y económica con la que llegar al ciudadano. Las redes no sólo se han convertido en una herramienta para el periodista sino que ha empezado a generar noticias para los periódicos.

¿Cuáles son las claves en el auge de estas herramientas?

La clave está, o debería estar, en la cercanía, la inmediatez y el respeto en el diálogo. Estas herramientas ofrecen la oportunidad de que todo ciudadano resuelva sus dudas directamente con el político o candidato y tiene derecho a obtener una respuesta. Es importante.

¿Puede llegar a sustituir el debate tradicional?

Sí, por supuesto. Todos los partidos se han volcado en las redes y el debate entre ellos también tiene un hueco. Yo fui pionero en este sentido porque organicé el primer debate a nivel mundial entre cuatro candidatos políticos, con la participación en el 2013 de Juan López de Uralde (Equo), Albert Rivera (Ciudadanos), José Antonio Rodríguez Salas (PSOE) y Maribel Romero, que es la tuitera más importante que tenemos en España y coordinadora de redes del PP en Andalucía. Conseguimos ser Trending topic nacional durante una hora. Fue una bomba porque conseguimos que cuatro políticos, de los más activos en las redes sociales, estuvieran debatiendo en un escenario nuevo y sobre una base de preguntas ofrecidas por los propios usuarios. Se generó un flujo de debate paralelo con mil personas implicadas. Tuvimos más de 2.5 millones de impactos en Twitter. Eso es impagable en política.

¿Suele contestar el político a las dudas del usuario de redes?

La verdad es que son muy pocos los que contestan, y se da siempre que el interesado pregunte de una forma correcta. Hay políticos que sí pero no es una mayoría.

¿El político percibe esta interacción como algo positivo o tiene sus reservas?

Empieza a entender que es algo obligatorio. El político de hoy debe ser capaz de mantener una conversación con el ciudadano en las redes. Yo considero que hay muy pocos o, incluso, diría que ninguno. El simple hecho de tener presencia le da la oportunidad y derecho a defenderse de una forma directa ante cualquier duda o acusación. Así que entiendo que es más peligros no tener estas presencia porque entonces el público lo que percibe es que su representante no quiere enfrentarse a una realidad, no se siente capaz de contestar a o que huye de la gente.

¿Y que pasa cuando un político se pierde en discusiones o suelta alguna perla impopular?

Esta es una de las ventajas que ofrecen las redes, porque la gente se retrata como es en la vida real. Esto es positivo porque se rompen con esas barreras del formalismo de las declaraciones y considero que es algo que el político debe poner en práctica. La gente no suele conocer a la persona detrás del cargo y esto lo permite, tanto para lo bueno como para lo malo.

¿Qué uso hacen los políticos canarios de las redes sociales?

Yo me he centrado más en el impacto de los partidos, porque realizo estudios mensuales, y tengo que decir que en Canarias hay un nivel muy bajo en cuanto al uso de las redes sociales por estos partidos. Se usa de manera deficiente. Nueva Canarias lo están haciendo relativamente bien y la apuesta por estas jornadas deja claro que están viendo las posibilidades que hay en la red, que éstas son positivas y que mejoran en sus resultados.

¿Hay algún ejemplo modelo?

El paradigma recurrente está en el movimiento del 15-M, que es el embrión de Podemos. Ellos supieron movilizar y posicionarse para hacer llegar a mucha gente su punto de vista de la realidad política.

¿Mandarán los que mejor sepan entender las redes?

Sí. Pero queda mucho porque lo habitual no son los discursos positivos sino esas discusiones del 'y tú más' que existen en la calle.

Compartir el artículo

stats