Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elecciones 26 J Contactos para cerrar gobierno

El PSOE reta a CC a arrancarle a Rajoy la agenda canaria que pactó con Sánchez

La formación nacionalista abre la ronda de negociaciones del líder del PP para sumar apoyos a su investidura - Los socialistas no temen por el pacto en las Islas

Julio Cruz, secretario general del PSC-PSOE, en la noche electoral del 26J

Julio Cruz, secretario general del PSC-PSOE, en la noche electoral del 26J

Los socialistas canarios empiezan a asumir seriamente la posibilidad de que sus socios de gobierno en Canarias puedan convertirse tras el verano en aliados del PP en el Gobierno de España, y que quienes hasta hace muy poco compartían con ellos las críticas a la gestión de los asuntos canarios desde Madrid puedan pasar a ser copartícipes de las políticas estatales del futuro en relación con las Islas. El PSOE de las Islas considera que ese apoyo de CC a una hipotética investidura de Mariano Rajoy y un posible acuerdo de apoyo parlamentario para la nueva legislatura sólo podría justificarse si los nacionalistas logran arrancarle al líder del PP el cumplimiento de una agenda canaria como la pactada con los propios socialistas durante el intento de investidura de su candidato, Pedro Sánchez.

El PSOE canario analiza en estos términos la reunión que mantendrán esta mañana en La Moncloa Rajoy con los dirigentes de CC Fernando Clavijo, a su vez presidente de Canarias, y José Miguel Barragán, secretario general, al tiempo que rechazan cualquier repercusión del posible pacto en Madrid en el suscrito entre ambas formaciones en Canarias. En todo caso, sí dan por seguro que de confirmarse el apoyo de CC a la investidura de Rajoy y a una mayoría de gobernabilidad en el Estado, el PP canario intentará por todos los medios romper el pacto en Canarias "porque lo llevan intentando desde el principio de la legislatura autonómica y porque no saben hacer política desde la oposición"

Los dirigentes del PSC reconocen que esta reunión en La Moncloa abre un escenario que puede determinar en parte las futuras relaciones del Gobierno regional con el Ejecutivo del Estado si el líder del PP logra una investidura y una mayoría de gobierno en el Congreso con el apoyo de CC. Un acuerdo que los socialistas canarios ven muy probable aunque aún es pronto para prever en qué concluirán la conversaciones que Rajoy emprenderá con todos los partidos, pero que en todo caso sólo sería entendible desde el Archipiélago si conlleva un compromiso tácito y por escrito de todo lo que tanto CC como el Gobierno de Canarias le lleva reclamando desde el 2011, "una agenda canaria que devuelva a esta tierra todo lo que el propio Rajoy nos ha quitado en los últimos cuatros años", según sostienen distintos portavoces del PSOE.

Ignacio Lavandera, portavoz del grupo socialista en la Cámara regional, considera que la reunión "forma parte de la normalidad de la práctica democrática".

"Es lógico y coherente que Rajoy llame a los diferentes partidos en los que crea que se puede apoyar. Si se reúne con CC primero será porque confía en que le pueden dar su apoyo", afirma Lavandera, quien considera que el hecho de que acuda Clavijo a la reunión "es una decisión que hay que leerla en clave interna de CC en cuanto que hay un vacío orgánico" porque la presidencia del partido nacionalista está vacante tras la renuncia del expresidente Paulino Rivero.

Lavandera considera que "Coalición deberá exigir a Rajoy el cumplimiento de unos compromisos de desarrollo de una agenda canaria similar a la que tanto ellos como el PSOE incluíamos en nuestro programa electoral" y que de facto se incluyó en los acuerdos para la frustrada investidura de Sánchez. "Todos los partidos tenemos claro que hay determinados retos que son inaplazables que deberían haberse solucionado ya pero que el PP con su mayoría absoluta no quiso".

Para los socialistas, cualquier acuerdo que no contemple no sólo la reforma del sistema de financiación autonómica o la actualización del REF económico, sino un nuevo Estatuto de Autonomía y, sobre todo, la recuperación de los convenios Canarias-Estado en materia de infraestructuras, o los planes especiales de empleo para el Archipiélago (PIEC), será considerado en las Islas como una cesión al PP y una contradicción respecto a los sostenido hasta ahora.

Sin diferencias

En el mismo sentido se expresa el secretario de Organización del PSOE canario, Julio Cruz, para quien "lo lógico es que cualquier acuerdo para un apoyo de CC al PP pase por el desarrollo de una amplia agenda canaria. Y no entenderíamos que difiera mucho de la que compartimos CC y el PSOE y que se explicitó en los acuerdos para la investidura del Pedro Sánchez". Cruz dice que el apoyo nacionalista a Rajoy sería asumido como razonable por los socialistas "si sirve para que nos devuelvan las perras".

Todos los dirigentes del PSOE consultados ayer descartaron además que un hipotético pacto en Madrid entre CC y el PP vaya a tener consecuencias en los acuerdos de gobierno en Canarias. "El que tenemos es el mejor acuerdo para Canarias, que además no sólo afecta al Gobierno regional sino a las principales instituciones en las Islas", subraya Cruz que recuerda que fue un pacto que funcionó entre 2011 y 2015 y que "los ciudadanos respaldaron en las elecciones autonómicas y locales y que se está demostrando eficaz".

La propia vicepresidenta del Gobierno, Patricia Hernández, aseguró ayer que "de ninguna manera habrá cambios en el Gobierno canario", si CC y PP alcanza un acuerdo en Madrid. La socialista recuerda al respecto que "desde el primer día" se viene hablando de tensiones en el pacto, pero que la realidad es que ambas formaciones tienen un programa de gobierno para Canarias y lo están desarrollando".

Compartir el artículo

stats