Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un matemático y un físico en Sanidad

José Manuel Baltar y Roberto Moreno son científicos metidos a la gestión sanitaria

Un matemático y un físico en Sanidad

Un matemático y un físico en Sanidad

La primera reunión del segundo Gobierno de Fernando Clavijo decidió nombrar el lunes cinco nuevos cargos adscritos a Presidencia del Gobierno, además del viceconsejero de Relaciones con el Parlamento -Isaac Castellano- y el Comisionado de Inclusión Social y Lucha contra la Pobreza. Para esta semana no está previsto un nuevo Consejo de nombramientos, por lo que se mantiene el grueso de los cargos intermedios nombrados por los socialistas.

En esta fase de cohabitación entre el Gobierno monocolor de CC y los altos cargos socialistas destaca el consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, y el aún director del Servicio Canario de Salud (SCS), el socialista Roberto Moreno, que se mantiene en su puesto tras más de dos semanas desde que se fue Jesús Morera. Se da la circunstancia de que Baltar y Moreno se conocen por motivos académicos y profesionales y es que uno es matemático (Baltar) y el otro físico (Moreno).

El nuevo titular de Sanidad no tiene excesiva prisa por configurar el equipo que le acompañará en esta nueva etapa en el departamento. Su nombramiento ha causado una enorme expectación entre los profesionales sanitarios ya que viene avalado por una satisfactoria gestión en el sector privado. En los ámbitos sanitarios se vuelve a barajar el nombre de Juana María Reyes para dirigir el SCS, al igual que hizo en dos etapas anteriores cuando CC dirigía la Consejería de Sanidad. Sin embargo, Reyes se encuentra ahora en un cargo relevante en el Cabildo de Tenerife, al frente de los servicios sociosanitarios de la Corporación insular.

Por su parte, Intersindical Canaria (IC) hizo público ayer un comunicado en el que pide al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, que rectifique y suspenda la elección de José Manuel Baltar como consejero de Sanidad por los "riesgos" que su nombramiento entraña para la sanidad pública.

IC propone que se sitúe al frente de la Consejería de Sanidad a una persona con "mayor fiabilidad y consenso social", y agrega que de no ser así el presidente del Ejecutivo canario "aparte de introducir en la sanidad pública un posible caballo de Troya de la sanidad privada, no hace otra cosa que llevar mayor desasosiego e irritabilidad al servicio público, elementos estos perniciosos para las labores asistenciales hacia los pacientes".

Compartir el artículo

stats