Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coalición cede y acepta la fiscalización del Festival de Música que exige el PP

Los populares pactan con los nacionalistas y aparcan la reprobación de Lorenzo

La consejera María Teresa Lorenzo, en el Parlamento. LP / DLP

Coalición Canaria acepta que la Audiencia de Cuentas fiscalice la edición de este año del Festival de Música de Canarias solicitada por el PP y éste, a cambio, no presentará en el Parlamento la reprobación de la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, María Teresa Lorenzo. Asimismo, los nacionalistas asumen que haya cambios en el consejo asesor del certamen para que sea especializado y se retome parte de la organización de festivales anteriores, con el fin de evitar los problemas de este año por la bajada de ingresos y de público.

Los populares presentarán la moción en el registro de la Cámara mañana y será debatida en el pleno de la próxima semana. Los resultados del Festival de Música y la gestión de Lorenzo al frente del mismo han provocado algunos roces internos entre la dirección del partido y del grupo parlamentario con la organización de Lanzarote, de donde procede la consejera. El PP amenazó en un primer momento con la reprobación de la titular de Turismo y Cultura, a la que acusan de "maquillar" las cuentas. Los nacionalistas lanzaroteños respondieron con la petición de que si se fiscalizaba esta edición también se hiciera lo mismo con todas las anteriores.

Sin embargo, la preocupación llegó a CC cuando se comprobó que la reprobación podía salir aprobada por mayoría en la Cámara, ya que tanto el PSOE como NC manifestaron su voluntad de respaldarla si alcanzaban un acuerdo sobre su contenido con el PP. Este escenario hizo saltar las alarmas entre los nacionalistas porque hasta ahora las reprobaciones a los consejeros no han fructificado al estar el Gobierno en mayoría, algo que no sucede actualmente.

Frente mayoritario

Desde que finalizó el pleno de la semana pasada el portavoz de CC, José Miguel Ruano, mostró su disposición a buscar un acuerdo con el PP y evitar un frente mayoritario de la oposición que dejara solos a los nacionalistas. Las conversaciones entre Ruano y su homóloga popular, Australia Navarro, han desembocado en una moción en la que se demandan dos acciones: fiscalizar los ingresos y gastos del Festival de este año y la constitución de un nuevo comité asesor para recuperar el prestigio del certamen.

Fuentes del PP se muestran convencidas de que el Festival de Música de Canarias de este año ha sido deficitario y que el agujero supera los 200.000 euros. Las consecuencias políticas que pueda tener el informe de la Audiencia de Cuentas están por ver en función de sus resultados. Este estudio del órgano fiscalizador dependiente del Parlamento era una condición del PP para frenar su amenaza de reprobar a la consejera, que ni en rueda de prensa, ni en comisión parlamentaria, ni en el pleno de hace unos días ha facilitado las cifras concretas de los ingresos y gastos al alegar que las empresas colaboradoras del certamen no han cerrado todavía sus cuentas para poder realizar un balance total de los costes del Festival.

El interés de CC por alcanzar un acuerdo con el PP ha eclipsado el intención inicial de los populares de pactar el contenido de la moción con el PSOE y Nueva Canarias. Socialistas y nacionalistas sí solicitaban que la posible reprobación no se limitara sólo a la gestión de Lorenzo en el Festival de Música, sino que también se extendiera al resto de los temas de cultura que siguen pendientes e incluso a la política turística.

En el último pleno, y pese a la insistencia del PP, la consejera no dio datos sobre la recaudación y la venta de entradas, ya que dijo aún no cuentan los informes completos de la sociedad Canarias Cultura en Red. No obstante, sí reconoció que se ha recaudado menos que en ediciones anteriores, lo que vinculó a la reducción de precios de la entradas (el 70% de los conciertos tenían un precio de entre 8 y 20 euros).

En la sesión plenaria la diputado del PP Josefa Luzardo pidió datos a la consejera tanto de la venta de entradas como de los ingresos, ya que indicó que las primeras cifras apuntan a 400.000 euros, frente a los 623.000 del año anterior. También recordó que la media de asistentes ha sido de 348 personas por concierto, mientras que en 2016 fue de 547 asistentes, y eso pese a que se han duplicado el número de conciertos. "Es un secreto a voces que los datos económicos están maquillados", defendió Luzardo, quien criticó que la "transparencia ha brillado por su ausencia" en este Festival y lamentó que se haya dilapidado más de 1,9 millones.

La organización nacionalista de Lanzarote ha defendido Lorenzo y al Festival y ha criticado que el PSOE demande su cese.

Compartir el artículo

stats