Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Concertación social Acuerdo entre el Ejecutivo, organizaciones sindicales y empresariales

Gobierno, patronal y sindicatos pactan aumentar el control de las bajas laborales

El Archipiélago registra 500 procesos diarios de incapacidad temporal

31

Mesa General de la Concertación Social

El Gobierno canario, las organizaciones empresariales y los sindicatos suscribieron ayer la sexta concertación social, donde se formula una batería de medidas para reducir el absentismo laboral y erradicar la economía sumergida, ademas de mejoras en materia de protección social, creación de empleo, competitividad y seguridad laboral. Entre las propuestas para rebajar las bajas laborales, proponen aumentar su control con una mayor dotación de inspectores médicos, incidir en los programas formativos para médicos de atención primaria o llevar un seguimiento de los protocolos que permita dilucidar si se producen alargamientos de los periodos de incapacidad por la gestión de las altas de los servicios médicos, como, por ejemplo, retrasos a la hora de dar cita médica.

Para abordar el absentismo por incapacidad temporal de contingencias comunes (ITCC), que han crecido en los últimos años con la mejora económica tras la crisis, etapa en la que paradójicamente descendieron, se establecen 22 propuestas en total en las que también se incluyen la creación de un observatorio, la implementación del teletrabajo, medidas de sensibilización o planes de incentivación y motivación.

Los firmantes de la nueva concertación social en Canarias consideran que el absentismo laboral es un factor de "preocupación" por los perjuicios en los gastos directos e indirectos que genera no sólo a las empresas sino a la Seguridad Social. Las bajas laborales han aumentado desde 2016, año en que se registró en Canarias una media de 14.600 procesos al mes, en torno a 500 diarios.

Todos los presentes en la firma de los acuerdos de la concertación social pusieron en valor el "consenso y el diálogo" que se ha producido en la negociación entre el Gobierno, los agentes sociales y económicos más representativos de las Islas -CCOO, UGT, CEOE de Tenerife y Confederación Canaria de Empresarios (CCE)-.

Según la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Cristina Valido, la nueva concertación social se ha logrado desbloquear en un "tiempo récord" porque es un asunto "prioritario" para el Ejecutivo. Tanto la consejera como el presidente de Gobierno, Fernando Clavijo, asumieron el reto de hacer realidad lo firmado. El presidente de la CCE, Agustín Manrique de Lara, afirmó que ahora se deben "generar las condiciones necesarias" desde el Gobierno para poner en práctica lo suscrito, subrayando que "es el momento de gestionar con inteligencia y eficacia" la recuperación económica actual. Su homólogo de la CEOE de Tenerife, José Carlos Francisco, subrayó que "a pesar de discusiones y conflictos", las tres partes han sido "capaces de poner los intereses generales sobre los particulares".

El secretario general de UGT, Gustavo Santana, explicó que el acuerdo lleva medidas para acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres. Aseveró que ahora debe abordarse con los empresarios la negociación colectiva. "Esperemos que esté cerca el acuerdo, porque si lo que nos separa es la subida salarial no existen excusas para no subir los salarios", sentenció. El dirigente de CC OO, Inocencio González, resaltó la importancia de la firma - "es un antes y un después", remarcó-, pero es más importante "cómo se van a desarrollar los compromisos alcanzados y no se queden en el papel".

Compartir el artículo

stats