Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus | Plan para salvar el tejido empresarial

El plan del Gobierno da ayudas de hasta 12.000 euros a empresas que acrediten las pérdidas

El reparto se hará en función de la reducción en la facturación con respecto al ejercicio anterior

Un negocio cerrado tras la crisis del coronavirus en la calle Triana, en la capital grancanaria. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Las ayudas directas del Gobierno de Canarias a las empresas afectadas por las medidas sanitarias impuestas para la contención de la Covid-19 podrían oscilar entre los 2.000 y los 12.000 euros. A esta subvención pueden optar unos 20.000 negocios del Archipiélago que conforman el tejido empresarial más castigado por los cierres de establecimientos o las reducciones de aforo como los restaurantes, cafeterías, gimnasios o locales de apuestas. Hasta 70.000 empleos de estos sectores podrían estar en la cuerda floja debido al embate de las restricciones. “Estamos trabajando en este plan de ayudas desde finales de 2020, cuando se tomaron las medidas más duras, que empezaron por Tenerife y que ahora afectan a Gran Canaria y Lanzarote”, explicó el director general de Promoción Económica del Gobierno de Canarias, Laureano Pérez.

  • ¿Cuándo se podrán solicitar las ayudas directas?

La Consejería de Economía está ultimando el borrador de bases para que en, aproximadamente, una semana puedan comenzar los trámites administrativos. “No me arriesgaría a dar un plazo de cuándo empezarán a llegar las ayudas a las empresas, pero trabajamos para ser lo más rápidos posible y para que la tramitación conlleve la menor burocracia”, aseveró Pérez.

  • ¿Cómo se fijará la cuantía de la subvención?

Aunque todavía quedan detalles por perfilar y aprobar en el Consejo de Gobierno que se celebra hoy, el director general adelanta que las cuantías se fijarán en función de la pérdida de ingresos que haya registrado la empresa en 2020, en comparación con el ejercicio anterior, o entre el segundo semestre de 2020 con respecto al mismo periodo de 2019. Además, se fijarán tres tramos para repartir las ayudas: los negocios que tengan entre un 30 y un 50% de pérdidas, entre el 50 y el 70% y los que estén por encima del 70%. “Se trata de ayudas para gastos corrientes como el alquiler, el agua o la luz”, apuntó Pérez y añadió que el objetivo es aliviar la carga de los costes que tienen las empresas solo por el hecho de subir la persiana y que ahora no pueden afrontar porque están cerradas debido a la crisis sanitaria.

  • ¿Cuáles son los requisitos?

El Ejecutivo regional anunció un plan con 165 millones de euros para ayudas directas, a las que se han sumado otros siete millones que pone la Consejería de Economía de su propio presupuesto. Estas aportaciones, que son a fondo perdido, se brindarán a las empresas que cumplan con la Ley General de Subvenciones, que implica estar al corriente de las obligaciones con la Seguridad Social y con Hacienda; y con los requisitos aún por determinar que fije el Gobierno canario. El director general reveló que la intención es que, una vez recibidas las ayudas, las empresas no tengan que presentar más documentación con el fin de justificar el gasto, lo que no implica que en algún momento se pueda hacer “alguna inspección aleatoria”.

  • ¿Habrá más convocatorias?

Pérez señaló que la idea de la Consejería es que “las bases sean lo más amplias y sencillas posibles” para que, incluso, en función de la disponibilidad presupuestaria, se lancen nuevas convocatorias, adaptándose a las medidas de restricción que puedan llegar a implantarse para frenar la expansión del SARS-CoV-2. “Si se presentan un gran número de empresas y no hay suficiente presupuesto para atender todas las demandas, la asignación de las ayudas irá por riguroso orden de expediente”, detalló Pérez.

  • ¿La financiación está asegurada?

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, reconoció en su última intervención en el Parlamento regional que ninguna ayuda de cuantas facilite el Ejecutivo canario compensará todas las pérdidas que sufren autónomos y pequeñas y medianas empresas. Si bien, Torres aseguró que los 165 millones destinados a las ayudas directas están garantizados. El Gobierno de Canarias confía en que este monto llegue desde los fondos React-UE, algo que todavía está en negociaciones.

  • ¿Las ayudas directas son compatibles con la moratoria fiscal?

Además de las ayudas a las empresas, el Ejecutivo canario planteó el aplazamiento del pago de impuestos y ambas vías de rescate se pueden compaginar. Gracias a la moratoria, cualquier ciudadano podrá retrasar seis meses las deudas fiscales, lo que supondrá que las arcas del Tesoro Público dejen de ingresar en tiempo 41,8 millones. Asimismo, las empresas podrán aplazar el primer trimestre del cobro del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), con lo que se suman otros 194 millones de euros a las ayudas. Para hacer frente a este montante económico de 235,8 millones de euros, el Gobierno autonómico suscribirá una póliza de crédito.

  • ¿Qué opina la oposición del plan de rescate a las empresas canarias?

La diputada nacional Ana Oramas advirtió, en declaraciones a Mírame Televisión, que las empresas canarias no necesitan aplazamientos de impuestos, sino que se los quiten. En ese sentido, lamentó que “cuando lleguen las ayudas anunciadas por el Gobierno de Canarias no quedarán empresas a las que ayudar”.

En la misma línea, la presidenta regional del PP, Australia Navarro, reprochó al Gobierno autonómico que las ayudas anunciadas “no tienen financiación” y “engaña una vez más” a la hostelería, la restauración y el comercio. “Se trata del anuncio de un programa realmente inexistente”, declaró Navarro. Quien considera que la “mayor parte del plan, no son ayudas, sino aplazamiento de impuestos por unos meses”, de tal forma que “antes de finalizar el año los empresarios y autónomos tendrán que tributar por una actividad que en realidad casi no ha existido”.

La industria musical canaria reclama protección


La Asociación de la Industria Musical Canaria (Aimca) solicita al Gobierno regional que se incluya al sector entre los beneficiarios del plan de reactivación de la economía. En el último año, a causa de la pandemia de la Covid-19, la industria musical del Archipiélago ha sufrido pérdidas directas de un total de 50 millones de euros y pérdidas indirectas por valor de 300 millones de euros, que representa un 70% en la merma de su facturación, según señala Aimca en un comunicado. Por esto, la Asociación solicita que se incluya a la industria de la música canaria en el reparto de los 630 millones de euros que llegarán a las arcas de la comunidad autónoma procedentes del Fondo Europeo React-EU. La industria cultural ya sufrió graves recortes presupuestarios –de hasta el 78%– en la crisis económica de 2008. Las 5.544 empresas culturales de la industria musical de las Islas dan empleo a 31.600 personas –el 3,5% de la población activa del Archipiélago– y mueve un volumen de negocio de alrededor de 800 millones de euros anuales, según los últimos datos aportados a finales del año pasado en el anuario de estadísticas del Ministerio de Cultura. Aimca asegura en su comunicado que el consumo de cultura en las Islas alcanza los 500 millones de euros anuales y que, según la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), en 2018, el consumo medio de cultura en Canarias superó a la media nacional. |


Compartir el artículo

stats