Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adrián Santana: “Necesitamos un discurso político más sosegado y más participación de la juventud”

Entrevista al secretario general de las Juventudes Socialistas de Las Palmas de Gran Canaria

Adrián Santana, secretario general de las Juventudes Socialistas de Las Palmas de Gran Canaria, en la Plaza del Espíritu Santo. | | ANDRÉS CRUZ

El nuevo secretario general de las Juventudes Socialistas de Las Palmas de Gran Canaria, Adrián Santana (1997), es historiador, doctorando en la ULPGC y secretario del Grupo Municipal Socialista. Su objetivo al frente de la organización es activar la participación de los jóvenes en en política.

¿Qué objetivos se marca como secretario general de las Juventudes Socialistas de Las Palmas de Gran Canaria?

La nueva Ejecutiva quiere reactivar la organización para que los jóvenes progresistas tengan un medio a través del cual incidir en la política, solicitar mejoras para la ciudad y poner en común sus demandas. Juventudes Socialistas servirá de interlocutor entre los jóvenes, las administraciones y los partidos. Tanto la vicesecretaria general, Ada Santana, como el secretario de Organización, Néstor Negrín, y yo queremos ser útiles para la ciudadanía.

¿Qué puede hacer desde su posición para mejorar la vida de los jóvenes?

Los jóvenes de esta ciudad experimentan problemas comunes a todos los jóvenes, como son la inserción en el mercado laboral o el acceso a la vivienda. Estos son problemas de índole nacional y regional que requieren de una solución y, desde Juventudes Socialistas, tenemos que reclamarla. Además, serviremos de instrumento para que los más de 80.000 jóvenes en la ciudad puedan trasladar a las instituciones demandas como la necesidad de avanzar hacia una ciudad más sostenible, la mejora de las líneas de guaguas a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) o la creación de aparcamientos en las zonas de estudio.

¿Qué hizo que saltara en usted la pasión por la política?

Mi primera experiencia política fue con 10 años, en un mitin que Jerónimo Saavedra ofreció en las elecciones de 2007 en mi barrio, Guanarteme. Ese acto hizo saltar esa chispa en mi y cuando cumplí la mayoría de edad, decidí afiliarme al PSOE.

¿Por qué el PSOE?

Porque representa mis principios y mis ideales. Es un partido con más de 140 años de historia, que ha traído los mayores avances a nuestro país. Debe seguir siendo la herramienta de cambio político y de transformación social que ha sido siempre. Soy historiador y conozco bien la trayectoria del partido, a pesar de mi juventud, y siempre me he sentido identificado.

¿Qué le parece el nivel del debate político actual?

Falta tranquilidad. Necesitamos un discurso político más sosegado y más participación de la juventud en la política. La extrema derecha, y cada vez más la derecha, está azuzando la crispación y la desmoralización de sectores claves como la clase trabajadora, a través de bulos, mentiras y desinformación. Los jóvenes tenemos mucho que decir, no solo somos futuro también somos presente y si no tenemos un discurso reivindicativo de las mejoras en nuestra sociedad, ¿quién lo va ha hacer por nosotros?.

¿A dónde quiere llegar en política?

En estos cuatro años de mandato como secretario general mi meta es darle utilidad a la Organización e intentar transformar la sociedad. A nivel personal, lo que más me gusta es la política municipal y es el lugar donde me siento más cómodo, porque creo que es la vía más directa para mejorar la vida de las personas. Mi profesión es la historia, pero mi pasión es la política

¿Dónde se ve en cinco años?

Me veo como doctor en Historia por la ULPGC. Espero poder trabajar en la universidad y publicar la tesis doctoral en la que ya estoy trabajando.

¿Le gustaría llegar a ser alcalde de su ciudad?

De momento quiero terminar mi doctorado, conseguir un trabajo estable y seguir colaborando en la mejora de la ciudad como secretario del Grupo Municipal Socialista.

“Tenemos que apostar por una clase política transparente, limpia y con visión de futuro”

decoration

¿Quiénes son sus referentes en política?

Mi referente local es Juan Rodríguez Doreste, quien sentó las bases de la ciudad actual. También me inspiro en el laborismo británico, especialmente en figuras como la de Clement Attlee y Tony Benn.

Y alguno que no sea de izquierdas...

Pues... Winston Churchill. Tuvo una capacidad de diálogo encomiable, gracias a la que Inglaterra salió más fuerte de la II Guerra Mundial y el país salió adelante.

¿Qué se puede mejorar del Gobierno de Pedro Sánchez?

La exposición de posiciones enconadas. Creo que es más lo que une al PSOE con Unidas Podemos que lo que nos separa. Mejoraría la comunicación, porque a veces se incide en lo que nos separa y no en los elementos comunes que nos unen y que, semana tras semana, hacen que se aprueben en el Congreso medidas que mejoran la vida de la gente. Creo que se están haciendo mucha cosas que garantizan mayores derechos y libertades a la ciudadanía. Porque socialismo es libertad.

¿Considera necesaria una regeneración política en Canarias?

La ciudadanía está ahora más contenta con la clase política que hace unos años. Tanto el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, como el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, granjean apoyos transversales, porque son personas conciliadoras y humildes. La gente está viendo que no se puede meter a todos los políticos en el mismo saco. Hay que creer en la política, en la democracia y en el sistema de partidos, porque no hay otro sistema. No podemos ir hacia atrás, con sistemas alternativos a la democracia. Tenemos que apostar por una clase política transparente, limpia y con visión de futuro.

¿Qué se puede hacer para que la juventud se implique más en la vida política?

Las redes sociales han hecho que todo el mundo pueda tener acceso a la política. En aras de la transparencia y de la comunicación las redes son claves. Los jóvenes se sienten más cómodos utilizando las redes para comunicarse con los representantes públicos. Pero para acercarse a los jóvenes, los líderes políticos no solo tienen que tener una buena comunicación en redes sociales, también necesitan pisar la calle y reunirse con los colectivos.

“La extrema derecha incentiva el odio y el enfrentamiento, crea problemas falsos y busca el odio”

decoration

Desde el punto de vista político, pero también como historiador, ¿le preocupa que algunos jóvenes se sientan atraídos por la extrema derecha?

La extrema derecha se esfuerza en desmovilizar a la ciudadanía y mete a todos los políticos en el mismo saco, con un discurso que pone en riesgo la democracia. Tienen una política agresiva de redes sociales y así se acercan a los jóvenes, con bulos y desinformaciones. La extrema derecha incentiva el odio y el enfrentamiento, crea problemas falsos y busca el odio. La política no está para dividir, está para buscar soluciones. El auge de la extrema derecha es un retroceso en derechos y libertades.

¿Qué falla para que esos jóvenes desconozcan los peligros de la extrema derecha?

Necesitamos unos medios de comunicación que apuesten por desmontar los bulos y que no den la misma importancia a la mentira que a la verdad. Y, por parte de los partidos políticos demócratas, debemos quitarles la máscara y condenar sus posicionamientos a través de la política parlamentaria.

Compartir el artículo

stats