Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Visocan recibe una inyección de 40,5 millones para comprar 350 casas en tres años

El presupuesto inicial de la empresa pública en las cuentas de 2021 es de 4,5 millones

Viviendas de Visocan en un barrio teldense. LP / DLP

El presupuesto de la empresa pública Visocan (Viviendas Sociales e Infraestructuras de Canarias SA) sube más de un 800% con la inyección de 40,5 millones de euros aprobada ayer por el Consejo de Gobierno para comprar hasta 350 casas para familias sin recursos. Estos 40,5 millones, que ya han sido transferidos a Visocan, se han destinado a los instrumentos de financiación que la empresa pública dispone para la adquisición de viviendas sociales en el año 2021 y que no tenían presupuesto hasta hace unos meses.

De esta forma, el grueso de esa transferencia, 35 millones de euros, se destina al plan extraordinario de adquisición de viviendas de Visocan que se puso en marcha este año y se prolongará tres años. Este plan extraordinario se nutre de fondos propios de la Comunidad Autónoma, entre ellos una subvención de 13,1 millones concedida por el Instituto Canario de Vivienda (Icavi) a la sociedad pública.

Visocan contempla con este plan extraordinario la adquisición de unas 350 viviendas en los próximos tres años en todo el Archipiélago, principalmente en promociones inacabadas que no pudieron completarse ni entregarse a causa de la crisis económica. El objetivo es comprar esas edificaciones, finalizarlas y entregarlas como viviendas de protección social a las familias con menos recursos.

El consejero de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, Sebastián Franquis, llevó al Consejo de Gobierno la aprobación de este incremento del presupuesto porque según al artículo 31 de la Ley 7/2020, de 29 de diciembre, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de 2021, esta variación del presupuesto de capital de Visocan requiere autorización del Gobierno de Canarias, a propuesta de la Consejería. Los fondos ya se están ejecutando y se están comprando las viviendas con el fin de tenerlas a punto lo antes posible para destinarlas a las familias más necesitadas, según la planificación realizada por el departamento y la empresa pública.

Compartir el artículo

stats